Flanes de té Matcha

recetas-te-matcha

¡Por fin! ¡mi primera receta de té Matcha! Quizás habéis oído hablar ya de este té, de origen japonés, que está tan de moda ahora. Se trata de una variedad de té que se presenta en polvo, y tiene este característico color verde que resulta tan llamativo para preparar recetas. Este té se ha popularizado tanto por su infinidad de propiedades, y es que contiene muchos antioxidantes, vitamina C, ayuda a mejorar el tránsito intestinal, reduce el colesterol y el azúcar en sangre y además ayuda a adelgazar….una joya vamos!

Para preparar esta receta he estrenado mis ramequines de Le Creuset para utilizarlos de flaneras y ¡me han ido de maravilla!.

Ingredientes para 2 flanes (grandes) o 4 pequeños:

250 ml de leche entera

2 huevos

4 cucharadas de azúcar

1 cucharadita de té Matcha en polvo (podéis comprarlo por Internet)

Para preparar el caramelo:

4 cucharadas de azúcar

2 cucharadas de agua

Necesitaréis: Moldes de flan (yo he usado los ramequines de Le Creuset), olla ancha para el baño maría, paño de cocina, cazo.

Dificultad: Fácil

Empezamos preparando el caramelo, colocamos el azúcar y el agua en un cazo y lo cocinamos a fuego medio, sin dejar de remover, hasta que coja un color marrón. Apagamos el fuego y repartimos el azúcar por el fondo de los moldes. Cuidado con este paso que el azúcar está MUY caliente.
Batimos los huevos sin hacer demasiada espuma en un bol.

Ponemos la leche y el azúcar en un cazo a fuego medio y vamos mezclando hasta que se disuelva el azúcar.

Disolvemos el té Matcha en 4 cucharadas de agua caliente.
Añadimos la leche templada a los huevos y el té Matcha, y mezclamos hasta que queden todos los ingredientes bien integrados.
Repartimos la mezcla en las flaneras o ramequines y los tapamos con papel de aluminio.
En una olla baja calentamos agua a la mitad poniendo un trapo de cocina en el fondo – el trapo evitará que haya demasiado calor directo en los recipientes donde tenemos los flanes.

Cocinamos al baño maría unos 20 minutos procurando que la temperatura del agua esté justo por debajo del punto de ebullición.
Retiramos los flanes del fuego y los dejamos enfriar a temperatura ambiente. Guardamos en la nevera cuando estén fríos.
Servimos desmoldamos o en el mismo recipiente.

¡Espero que os gusten!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s